RECUPERA

Tu libertad Visual

Glaucoma


El glaucoma es una enfermedad que afecta la presión interna del ojo, el nervio óptico y el campo visual. En realidad son un conjunto de enfermedades agrupadas bajo un mismo nombre.
En condiciones normales el ojo produce un líquido llamado humor acuoso. Este líquido viaja desde la parte posterior del ojo a traves de la pupila, nutre el cristalino y la porción interna de la córnea, y después es eliminado por un sistema de drenaje llamado malla trabecular.
Una falla en el aparato de drenaje, lleva a una acumulación del humor acuoso en la cámara anterior (El líquido se sigue produciendo y no está drenándose). Cuando la presión interna del ojo se eleva fuera de los límites de resistencia del ojo, las fibras nerviosas que constituyen el nervio óptico y que llevan las imágenes al cerebro, comienzan un proceso en el que comienzan a morir.
Existen muchas teorías del mecanismo del daño de glaucoma. Todas tienen una parte de verdad. El hecho es que en los últimos años, la investigación ha permitido ofrecer al paciente con glaucoma una gran variedad de alternativas para su control y preservación de la visión.




Tipos de glaucoma


Glaucoma congénito o de nacimiento

Se presenta desde el nacimento se caracteriza por sensibilidad intensa a la luz, lagrimeo y espasmo de los párpados. Requiere disminución quirúrgica de la presión intraocular ya sea con goniotomía (cirugía que rompe una membrana de tejido en el angulo del ojo), trabeculectomía (cirugía que abre una pequeña ventana que permite que el líquido interno del ojo filtre a través de ella), o implante de una válvula (mecanismo de plástico que es colocado al exterior del ojo, con un tubo insertado en la cámara anterior, permite que disminuya la presión del ojo). El ojo del paciente con glaucoma congénito es elástico y responde muy bien al tratamiento quirúrgico cuando es tratado a tiempo. Es un padecimiento del ojo que trata exclusivamente el oftalmólogo que es experto en glaucoma.

Glaucoma congénito

Glaucoma de Angulo Abierto

Es el tipo más frecuente de glaucoma, sus factores de riesgo son

  • Edad mayor a 40 años.
  • Diabetes.
  • Raza negra.
  • Tabaquismo.
  • Miopía Alta.

El glaucoma de ángulo abierto guarda un patrón de herencia, y se han detectado algunos genes que se relacionan con su aparición. El glaucoma de ángulo abierto es una enfermedad asintomática, esto quiere decir que es tan lentamente progresiva, que el paciente no la siente.

Glaucoma Abierto

Glaucoma de Angulo Cerrado

Este tipo de glaucoma es considerado una urgencia en oftalmología. Los pacientes que tienen glaucoma cerrado son en muchos casos hipermétropes (tienen un ojo más pequeño de lo normal) La malla trabecular es ocluida por el iris.

Cuando esta obstrucción es súbita, la presión sube en forma alarmante en aproximadamente una hora. Se presenta dolor de cabeza intenso, ojo rojo, baja de la visión, sensibilidad a la luz, mareo, náusea y vómito. La presión intraocular debe ser disminuída en forma rápida con medicamentos en preparación para una cirugía en casos avanzados.

El seguimiento del paciente con ángulo cerrado dependerá del grado de daño que tenga el sistema de drenaje. Cuando no existe daño, es suficiente hacer una pequeña ventana al iris que permite que el humor acuoso pase libremente entre las estructuras del ojo y evita que la malla trabecular se vuelva a obstruir.

Cuando ya hay un daño en la malla trabecular y el nervio óptico es mejor hacer una trabeculectomía, para sustituir la función del sistema dañado de drenaje del ojo.

Glaucoma Cerrado

Glaucoma traumático

Un golpe contuso en el ojo es capaz de romper el aparato natural de drenaje del ojo. En pocas semanas deja de funcionar y la presión intraocular se eleva. Un paciente con un de golpe contuso en el ojo debe procurarse una visita al oftalmólogo. Los cambios en la presión introcular son imperceptibles en el paciente y pueden ocasionar un daño irreversible a la vista.

Cuando ya hay un daño en la malla trabecular y el nervio óptico es mejor hacer una trabeculectomía, para sustituir la función del sistema dañado de drenaje del ojo.

Glaucoma traumático

Glaucoma secundario a esteriodes

La cortisona (Prednisona, dexametasona) y sus derivados en vía oral o en gotas, se acumula en el sistema de drenaje del ojo, ocasionando un incremento en la presión intraocular y glaucoma.

Es frecuente encontrar señoritas que han usado por muchos meses gotas con cortisona para blanquearse el ojo y tener por desgracia un daño irreversible en su función visual.

El uso de medicamentos que contienen cortisona es de responsabilidad única del oftalmólogo. El automedicarse implica un riesgo altísimo de pérdida de la vista por glaucoma.

Cuando ya hay un daño en la malla trabecular y el nervio óptico es mejor hacer una trabeculectomía, para sustituir la función del sistema dañado de drenaje del ojo.

Glaucoma por esteriodes

El glaucoma es una enfermedad que no tiene cura, pero tiene control. Su tratamiento sigue tres líneas:


Tratamiento para Galucoma



Láser de Argón

-Agonistas adrenérgicos Iridotomía periférica Se usa en glaucoma de ángulo cerrado para permitir el paso contínuo de humor acuoso entre la cámara anterior y posterior.


Medicamentos

-Agonistas adrenérgicos Inhiben la producción de humor acuoso en el cuerpo ciliar por un mecanismo diferente. El ojo desarrolla tolerancia rápidamente. Sus efectos colaterales son blanqueamiento del ojo, sequedad de mucosas, reacción alérgica de los párpados, irritación.

-Inhibidores de la Anhidrasa Carbónica Como su nombre lo dice, al inhibir la enzima anhidrasa carbónica, suprimen la producción de humor acuoso. Su vía de administración es por gotas o vía oral. La combinación con beta-bloqueadores incrementa su efecto sobre la presión intraocular.

-Análogos de prostaglandinas Son los medicamentos más recientes en el tratamiento del glaucoma, su mecanismo de acción es diferente, incrementando el flujo de humor acuoso en una vía alternativa conocida como uveo-escleral. Entre sus efectos colaterales están aumento de pigmentación del ojo, crecimiento de las pestañas, edema macular. Estan contraindicados en uveitis.

-Colinérgicos Su indicación única es en glaucoma de ángulo cerrado, permite que el iris permanezca alejado de la malla trabecular y disminuye la presión en forma mecánica.


Trabeculoplastía.

En glaucomas moderados de ángulo abierto, se usa para abrir espacios en la malla trabecular y bajar la presión intraocular en forma mecánica.


Trabeculectomía

Este procedimiento crea una comunicación entre la cámara anterior del ojo y el espacio que está por debajo de la conjuntiva. Los resultados de esta cirugía la convierten en el estándar de manejo en pacientes con glaucoma.


Implante de mecanismo valvular

Con este implante se crea una comunicación por medio de un dispositivo de plástico que se coloca por debajo de la conjuntiva en un cuadrante del ojo. Estos implantes son la primera elección para pacientes con glaucoma por formación de vasos anómalos.


Láser de Argón

Se usa en glaucoma de ángulo cerrado para permitir el paso contínuo de humor acuoso entre la cámara anterior y posterior.