Afecciones oculares más comunes

El ojo es uno de los órganos más importantes del cuerpo, pero también es uno de los más propensos a dañarse. En este artículo, te mostramos algunas de las enfermedades oculares más comunes hoy en día: miopía, astigmatismo, queratocono e hipermetropía.

blog
19 de julio 2018

Afecciones oculares más comunes

MIOPÍA

La miopía es un problema de la refracción que se manifiesta cuando el paciente percibe borrosos los objetos lejanos debido a que la imagen se forma delante de la retina. Existen dos motivos principales para este problema: ya sea que la córnea y/o el cristalino son muy potentes, o el ojo es más largo de lo normal. Los síntomas pueden presentarse desde la infancia y pueden aumentar con el paso del tiempo al producirse cambios en la graduación, aunque generalmente la miopía tiende a estabilizarse a partir de los 18 años. Puede presentarse asociada a otros defectos oculares, como el astigmatismo y la presbicia o vista cansada.

Síntomas

El principal síntoma de la miopía es que el paciente ve claramente los objetos cercanos, pero percibe de forma borrosa los objetos que se encuentran a una cierta distancia. Otros síntomas pueden ser entrecerrar los ojos para ver los objetos lejanos, acercarse a los objetos para verlos, fatiga visual y dolores de cabeza.

Tipos

Generalmente, se suelen distinguir dos tipos de miopía: la miopía simple, que suele ser inferior a 6 dioptrías, y la miopía magna, cuando la graduación del paciente supera las 6 dioptrías. La miopía simple es el tipo más frecuente y no se puede prevenir, aunque sí debe ser detectada a tiempo a través de un examen oftalmológico completo y corregida mediante el uso de lenter de armazón, lentes de contacto o diferentes tipos de técnicas quirúrgicas.

Tratamiento

La miopía puede ser tratada empleando diferentes técnicas en función de las características fisiológicas de cada paciente. Basado en esto, el oftalmólogo decide qué tipo de operación es más adecuada para cada caso.

ASTIGMATISMO

El astigmatismo es un problema refractivo que se produce cuando la córnea no presenta la misma curvatura en todas sus zonas. Cuando se padece de astigmatismo, la luz procedente de los objetos y que entra en el ojo se enfoca en más de un punto de la retina, lo cual provoca una visión borrosa y distorsionada.

Síntomas

En general, el principal síntoma es la percepción borrosa o distorsionada, tanto de los objetos lejanos como de los cercanos. También es habitual la dificultad de percibir pequeños detalles a todas las distancias. Cuando el astigmatismo está asociado a la hipermetropía, es común que el paciente sufra fatiga visual, enrojecimiento, picor y escozor de ojos, mareos o dolores de cabeza gracias al sobreesfuerzo que realiza el ojo para enfocar las imágenes. El astigmatismo también puede estar determinado genéticamente o puede deberse a traumatismos o intervenciones quirúrgicas previas.

Tipos

Existen tres tipos de astigmatismo: simple, mixto y compuesto. El simple se presenta cuando sñolo un eje se ve afectado, mientras que en el mixto un eje se enfoca delante de la retina y el otro detrás de ésta. El astigmatismo compuesto se presenta cuando éste se asocia a otra afección, ya sea la miopía (compuesto miópico) o la hipermetropía (compuesto hipermetrópico).

Tratamiento

El astigmatismo no se puede prevenir, pero sí puede ser detectado a través de un examen oftalmológico completo y corregido posteriormente mediante el uso de lentes de armazón, lentes de contacto o diferentes técnicas. En prácticamente todos los casos, el astigmatismo puede operarse. Hay diferentes opciones quirúrgicas para su corrección: utilizando las técnicas láser o el implante de una lente intraocular.

QUERATOCONO

El queratocono es una condición poco común en la córnea la cuál hace que la córnea se adelgace y desarrolle una protuberancia en forma de cono. La córnea es una parte muy importante del ojo, pues la luz entra a través ésta, y refracta o enfoca los rayos de luz para que podamos ver con claridad. Cuando existe un queratocono, la forma de la córnea se altera y la visión se distorsiona, complicando actividades cotidianas como el manejar, usar la computadora, leer o ver la televisión.

Síntomas

El queratocono generalmente afecta a ambos ojos, aunque los síntomas pueden variar de un ojo al otro. En general, los síntomas comienzan a ocurrir durante la adolescencia y alrededor de los 20 años de edad, y pueden incluir visión borrosa, ligera distorsión de la visión, mayor sensibilidad a la luz, deslumbramiento e irritación ocular leve.

Tratamiento

En la actualidad, no existe una cura total para el queratocono, sino que los tratamientos frenan su evolución. Estos tratamientos pueden ir desde el uso de lentes hasta cirugías tales como antillos intracorneales o incluso el transplante de córnea como última opción.

HIPERMETROPÍA

La hipermetropía es un error del enfoque visual que generalmente se manifiesta con una visión borrosa e incómoda de cerca, aunque, a partir de cierta edad, también se ven mal los objetos lejanos.

Síntomas

El principal síntoma de la hipermetropía es que el paciente percibe borrosos los objetos cercanos. En el caso de los jóvenes que padecen hipermetropía pueden no manifestar esa falta de agudeza visual ya que compensan la hipermetropía mediante la acomodación. El continuo esfuerzo de acomodación puede provocar síntomas como fatiga visual, picor de ojos o dolores de cabeza. En el caso de los pacientes mayores de 40 años, la hipermetropía puede confundirse con la vista cansada. Otros posibles factores indicadores de la hipermetropía pueden ser: dolor de cabeza, dolor de ojos o fatiga ocular. Como se comentó anteriormente, la hipermetropía puede aparecer sola o combinada con astigmatismo

Tratamiento

Los especialistas emplean diferentes técnicas quirúrgicas para tratar la hipermetropía: Lasik, PRK/Lasek y la implantación de una lente intraocular.

Dr. César Sánchez Galeana

blog

Especialista en Córnea, Catarata y Glaucoma

Artículos recientes

blog
24 de julio 2018

¿Qué es la cirugía Smile?